Alcaná (Iglesia de San Antonio)



                                                           Alcaná, vestigios del despoblado (año 2013)


Alcaná fue un pequeño núcleo de población situado entre San Esteban de Litera y Gabasa; sus escasos vestigios se encuentran camuflados en un mar de pinos de repoblación muy cerca del barranco de Segarra. Alcaná fue arrasado en junio de 1976, cuando se repobló todo el monte de pinos, por este motivo, presenta en la actualidad un aspecto desolador.

Fue un lugar pequeño, muy pequeño. No sobrepasó las tres viviendas censando 20 habitantes en el año 1920, en el que fue su máximo nomenclátor. Fue deshabitado a finales de la década de los cuarenta.

Tuvo una iglesia dedicada a San Antonio. Era un templo pequeño, pero suficiente para cubrir las necesidades religiosas de tan diminuta población. La iglesia, al igual que las viviendas, fue arrasada en el año 1976. Gracias a unas imágenes cedidas amablemente por el Cellit, podemos hacernos una idea de como era este núcleo y también su pequeña iglesia parroquial.


                                                                    Alcaná a finales de los años 60




Gracias a estás dos imágenes vemos que era una iglesia de nave única, posiblemente finalizada en cabecera plana. La puerta de acceso en arco de medio punto abría a los pies, bajo la espadaña campanario de un solo ojo. La cubierta era a dos vertientes. Según vemos en las imágenes estaba encajonada entre dos viviendas.








* Imágenes inéditas cedidas por el Cellit.

Pelegriñón (Iglesia de Santa Ana)



                                            Iglesia parroquial de Santa Ana de Pelegriñón, año 1979 (Cellit)


El reportaje que estás a punto de comenzar a leer tiene como protagonista a la iglesia (a lo que queda de ella, mejor dicho) de Santa Ana del deshabitado lugar de Pelegriñón. Es un pequeño pueblo situado a unos cinco kilómetros a poniente de Alcapell, muy cerca del también deshabitado lugar de Rocafort. Pelegriñón fue un lugar pequeño, muy pequeño; durante el pasado siglo XX mantuvo cinco casas abiertas con un censo máximo de 61 habitantes en el año 1900. 

Como antes comenté, su modesta iglesia parroquial estaba dedicada a Santa Ana. Es una construcción de origen románico, aunque muy transformada en épocas posteriores. Se sitúa aislada, a unos 150 metros al sur de las viviendas. Es un edificio de una sola nave con planta rectangular, rematada en ábside semicircular orientado. Tiene una pequeña sacristía situada en el muro de la epístola, muy cerca de la cabecera. La puerta de acceso abre en la zona de los pies, descentrada. En ese mismo muro y en todo lo alto se alza la espadaña campanario de un solo ojo. Al interior todo es ruina. Del coro (que se situaba en alto en la zona de los pies) sólo tenemos recuerdo gracias a las fotografías. La cubierta, que era de lunetos, lleva años derruida.

Este reportaje ha sido posible gracias a la colaboración del Cellit con cinco magníficas imágenes de archivo tomadas en los años 1979 y 1993; son fotografías muy valiosas ya que por aquel entonces la iglesia presentaba un aspecto bastante más digno que el actual. 



Vamos ahora con al comparativa de imágenes.



* Comenzamos con una imagen del ábside tomada desde el este. La principal diferencia es la cubierta, aunque como vemos en la segunda de las imágenes las tejas de la cabecera han debido ser expoliadas, pues todavía no se ha producido el derrumbe de ésta.


 Año 1993 (Cellit)                                                                              Año 2013 (Cristian Laglera)




* Vista del muro occidental. Apenas vemos diferencias entre ambas imágenes (a excepción de la campana), a pesar de que más de 30 años las separan.


 Año 1979 (Cellit)                                                                               Año 2013 (Cristian Laglera)




* Interior. Vista hacia la cabecera. Altar.


Año 1993 (Cellit)                                                                               Año 2013 (Cristian Laglera)


                                                                          



* Para finalizar os dejo dos imágenes muy elocuentes del interior. Imagen del coro; la diferencia es obvia.


Año 1993 (Cellit)                                                                               Año 2016 (Cristian Laglera)