Betesa (Capilla de San Sebastián)


Betesa


Betesa es una localidad situada en la zona más oriental de la comarca de Ribagorza. El nomenclátor del año 2015 nos dice que mantiene una población estable de tan solo dos habitantes, aunque, bien es cierto, que si lo visitamos los fines de semana y sobre todo en verano encontraremos bastante más vida de lo que los fríos números nos revelan.

Lo visité hace algunas semanas (diciembre de 2017) buscando una pequeña capilla privada de una de sus viviendas que Gavín documentó en los años 70. Allí me contaron que la capilla desapareció por completo cuando los dueños reformaron la casa en los años 90. Actualmente no queda ni rastro de ella.

Fue posteriormente, en el Archivo Gavín, donde he podido conseguir un par de imágenes tomadas por el propio Gavín en el año 1977 que me sirven al menos para poder documentarla.

En las fotografías vemos que estaba adosada a la vivienda. Era una pequeña salita de mampostería de planta casi cuadrangular con cabecera plana. La puerta de acceso se situaba a los pies, y la cubierta era a un agua. En la segunda fotografía se aprecia perfectamente el altar, que era monolítico.






* Fotografías Josep M. Gavín (Archivo Gavín, año 1977)


Plampalacios (Ermita de la Virgen del Llano)



La ermita en los años 30

Plampalacios es otro de los pueblos deshabitados situados dentro de la siempre sorprendente comarca de Sobrarbe. Durante la primera mitad del pasado siglo XX mantuvo un total de once casas abiertas. Fue deshabitado en los años cincuenta como consecuencia de la construcción del embalse de Mediano. Sus casas fueron dinamitadas para evitar problemas con las ruinas. Solamente fue indultada la iglesia parroquial de San Bartolomé y la ermita de la Virgen del Llano, por lo tanto, son los dos únicos edificios que hoy encontramos en pie si visitamos esta deshabitada localidad.

La ermita se halla en ruina y engullida por la maleza. Se trata de un edificio de nave única y rectangular finalizada en testero plano orientado, más estrecho y bajo que la nave. La nave se cubre con bóveda de cañón encamonada y la cabecera con medio cañón. Exteriormente lo hace con losas a dos aguas. La puerta de acceso en arco de medio punto abre al sur, junto a un grueso contrafuerte. El altar está decorado con una serie de pinturas populares de las que todavía quedan algunos fragmentos. Datable en el siglo XVII.

A continuación vais a ver varias imágenes actuales en las que podréis observar el lamentable estado que presenta este edificio, siendo lo más llamativo en hundimiento parcial de su cubierta.



                           La ermita en la actualidad (año 2016)



















                                                                                                                                Costado meridional



















                                                                                Interior de la ermita; cabecera