Alcalá de Gurrea (Ermita de la Virgen de Astón)


                                                           Desaparecida ermita de la Virgen de Astón


Es la única imagen que he podido conseguir sobre ella; estaba situada en el lugar donde hoy se encuentra el embalse de la Sotonera. Parece que fue demolida a mediados del pasado siglo XX, cuando se construyó en pantano. Dicho pantano fue inaugurado a comienzos de la década de los sesenta.

Por lo que vemos en la fotografía era un edificio de buenas dimensiones, parece que tenía nave única y planta rectangular. La puerta de acceso abría a los pies, bajo atrio. Se cubría con teja árabe a dos vertientes. Coronaba la cubierta una airosa espadaña campanario de un solo ojo. Parece ser que esta ermita sustituyó a otro edificio anterior de origen medieval.

Lo que sí se conserva es la talla de la Virgen de Astón. Es una talla románica en forma de madre sedente sobre trono, que porta una piña en su mano derecha y al niño sobre la rodilla izquierda. Se le representa sobre una nube, que es como los lugareños pudieron verla en su primera aparición. La talla, podemos contemplarla en el interior de la iglesia de San Jorge de la localidad de Alcalá de Gurrea.


*Fotografía cortesía de la CHE (Confederación Hidrográfica del Ebro), conseguida gracias a la mediación de Carlos Blazquez.

Liesa (Ermita de San Pedro)


                                                               Solar donde estaba situada la ermita


Liesa es una pequeña localidad perteneciente al municipio de Siétamo situada a unos 18 kilómetros al este de la ciudad de Huesca. Aproximadamente a un kilómetro a poniente de esta población existió una ermita dedicada a San Pedro, no quedando actualmente ni rastro de ella. Gracias al archivo del IEA y al profesor Adolfo Castán vamos a hacernos una idea de como era este edificio.

Sabemos que a mediados de la década de los 90 del pasado siglo estaba en ruina, y que alguien tuvo la "genial idea" de vender sus piedras. En el pueblo me apuntaron que fue la antigua alcaldesa. La ermita fue desmontada y nadie me ha sabido decir el paradero de sus sillares.

Gracias a las antiguas fotografías vemos que era un edificio de planta rectangular, con cabecera plana. El edificio estaba levantada sobre un zócalo se sillares. Precisamente las esquinas y los arcos apuntados estaban levantados con magníficos sillares, sin duda parte de la obra original. El resto del edificio era de tapial. La nave estaba segmentada en tres tramos mediante dos voluminosos arcos apuntados. Curiosamente la puerta de acceso en arco de medio punto dovelado abría en el costado norte, cosa poco habitual en este tipo de ermitas; se situaba entre dos contrafuertes. Sobre la fecha de su construcción, todo apunta a que fue levantada en plena transición del románico al gótico, finales del siglo XIII o comienzos del XIV.

Finalmente, vamos a ver dos imágenes de la ermita tomadas hace más de treinta años. Una es una vista exterior, en blanco y negro, del costado donde se situaba la puerta de acceso. La segunda fotografía, ya en color, corresponde al interior, concretamente a los arcos apuntados.



*Fotografía cortesía del IEA (Instituto de Estudios Altoaragoneses), perteneciente al inventario del año 1979




* Fotografía tomada en los años 80 por Adolfo Castán.